En verano las ventas de protectores solares se multiplican en nuestra farmacia homeopática en Arganzuela, Madrid, sin embargo, en el resto de estaciones descienden, y esto es debido a la falsa idea de que solo hay que protegerse del sol en verano. Muy al contrario, en las estaciones de entretiempo e invierno el sol sigue enviados sus rayos e incidiendo en nuestra piel, aunque esté nublado. Su efecto sigue siendo el mismo, es decir, sigue provocando la aparición de arrugas, manchas y otros signos del envejecimiento. 

Es cierto que hay una diferencia entre los rayos estivales y los invernales. Durante los meses de verano, la radiación predominante es la B (los UVB), que son los responsables de las quemaduras solares y del cáncer de piel. Sin embargo, en invierno se reducen y dejan paso a los rayos ultraviloleta A (los UVA), que son los que provocan el envejecimiento de la piel. 

Así, desde la Farmacia Payno te recomendamos usar en invierno una crema hidratante con protección solar factor 15 o superior. Y si vas a la nieve, factor 50, ya que al reflejar la luz del sol, aumenta los efectos de los rayos llegando a provocar quemaduras. Tampoco debes olvidar hidratarla correctamente a diario, y limpiarla convenientemente cada noche, antes de dormir. Con una buena hidratación conseguirás evitar las tradicionales rojeces por la dilatación de los vasos ante los choques térmicos entre el interior y el exterior, los granitos por la acumulación de células muertas, y la tirantez provocada por sequedad debida a la falta de humedad.

Consúltanos la crema que más te conviene en nuestra farmacia homeopática en Arganzuela, Madrid.